• 15 julio, 2022
  • GAMING 
  • 4 min

Loot boxes: descubre por qué España prohíbe su uso a menores de 18

Las cajas de botín o loot boxes están en furor. Tanto es así que algunas personas gastan más en ellas que en juegos. Prueba de ello son los 20.000 millones de dólares que se espera que valga este mercado para 2025. Y es que con la popularidad de videojuegos como Fortnite y Overwatch, las cajas de botín se están convirtiendo en un tema obligado en el desarrollo de cada juego. Veamos de qué se tratan y por qué España quiere regularlas.

¿Qué son las loot boxes y cómo funcionan?

Según Forbes, alrededor del 5 % de los jugadores (más de 230 millones de ellos) comprarán cajas de botín para el 2025. Pero ¿qué es eso que está causando tanta fiebre por las compras en los gamers del mundo?

Pues bien, las loot boxes no son más que contenedores virtuales que reúnen diferentes mejoras para los jugadores y sus avatares en un videojuego. Estas a su vez pueden desbloquearse con diferentes grados de dificultad, normalmente gastando dinero real o completando determinadas tareas.

En consecuencia, las cajas de botín proporcionan a los desarrolladores de juegos una fuente de ingresos adicional. Esto mientras que los usuarios tienen la oportunidad de recibir recompensas basadas en el azar. Suena bien, ¿verdad? Por desgracia, como nos han demostrado muchos escándalos recientes, las cosas no siempre son tan sencillas como parecen.

¿Qué otras cosas contienen las cajas de botín?

Generalmente, estas cajas botín contienen una selección desconocida de objetos virtuales. Estos pueden ser: ropa, armas, potenciadores u otras personalizaciones que pueden utilizarse en los juegos. Sin embargo, hay una finta en todo esto: no siempre hay garantía de recibir un objeto valioso de las loot boxes compradas. Lo cual despierta gran expectativa, debido a que los jugadores no saben exactamente lo que van a recibir en una compra.

¿Son las cajas de botín peligrosas para los niños?

El debate sobre las cajas de botín se desató con fuerza desde el lanzamiento de Fortnite. Este videojuego nació bajo la modalidad free to play, lo que significa que se puede descargar y jugar gratis. Sin embargo, aunque no necesites gastar dinero para jugarlo, sí te invita a gastar para personalizarlo. Algo así como comprar objetos cosméticos, trajes e incluso estilos de baile.

Eso ha hecho que mucha gente critique a este y otros videojuegos por ser similares a los juegos de azar, y que los padres se preocupen por que sus hijos gasten una gran cantidad de dinero en cajas de botín sin siquiera darse cuenta. Durante el debate sobre las loot boxes, sin embargo, hemos visto tanto a los desarrolladores como a los jugadores defender ferozmente este esquema. De hecho, muchos desarrolladores afirman que las cajas de botín no son juegos de azar porque no proporcionan una gratificación inmediata.

España regula las cajas de botín para los menores de 18 años

Pese a ello, el Gobierno español, el ministro Alberto Garzón se ha lanzado a la caza de las loot boxes a través de una ley que pretende regular su compra, uso y tenencia. Garzón asegura que esta ley se aplica para evitar comportamientos «irreflexivos, compulsivos o incluso patológicos». Algo usual entre los consumidores respecto a las cajas de botín.

¿Cómo funcionará esta ley?

Para su puesta en funcionamiento, será indispensable aportar un DNI. De esta manera, todas las plataformas que tengan cajas de botín deberán proporcionar una casilla que habilita al jugador usando su identificación. La ley no deja nada al azar, razón por la cual incluirá a los NFT y las criptomonedas. Las mismas que también se usan dentro de los juegos y en otros lugares.

También elimina el uso de publicidad física para este y otros tipos de cajas de botín, junto con los anuncios en línea en entornos no relacionados con los videojuegos. En adición, los premios que otorga una plataforma deben describirse con precisión para que el jugador conozca sus probabilidades de ganar. De lo contrario, podría verse como un sistema deshonesto.

Otro de los factores que agrega la ley es la posibilidad de limitar el gasto en las plataformas. De esta manera, aportan herramientas a los adultos, estableciendo rondas de juego con tiempos e importes máximos de gasto definidos. Lo mismo sucederá con las tarjetas regalo, para las cuales se solicitará el documento de identificación al momento de la compra. Sea cual sea la modalidad, las loot boxes llegaron para quedarse. Se ha comprobado que en muchos casos son la única manera de avanzar generando esquemas pay to win. Esto no exonera la responsabilidad que debemos tener sobre los más jóvenes. Siempre será adecuado supervisarlos, acompañarlos e incluso jugar con ellos para que la diversión siga su curso.

RELACIONADOS