Los nuevos invernaderos ya generan su propia energía

Escrito por , 12 de noviembre de 2017 a las 17:30
Los nuevos invernaderos ya generan su propia energía
Futuro

Los nuevos invernaderos ya generan su propia energía

Escrito por , 12 de noviembre de 2017 a las 17:30

La Universidad de California ha desarrollado un sistema que permite a los invernaderos autoabastecerse eléctricamente y ahorrar agua. La mayoría de los cultivos no se ven afectados, salvo un 20% que crece mejor.

La tecnología ofrece grandes posibilidades para sectores muy dispares como la agricultura. Un área muy condicionada por el clima, la geografía, la calidad del suelo, la disponibilidad de agua o las infraestructuras adecuadas como los invernaderos.

En este sentido, en los últimos años se han sumado a los cultivos tradicionales nuevas formas de trabajo que han adquirido popularidad como los huertos urbanos o las granjas verticales sin luz solar.

Durante los últimos 20 años se ha multiplicado por seis la producción de alimentos cultivados en invernaderos. Actualmente, estos habitáculos de plástico suelen tomar la energía de la red eléctrica para todo el proceso de producción: monitorización del riego, ventiladores, luces, etc. Y todo ello para cultivar un producto perfecto para el consumidor.

Sin embargo, un equipo de investigadores de la Universidad de California de Santa Cruz propone cambiar esta concepción. Para ello, acaban de desarrollar un sistema que permite generar electricidad usando la misma energía solar que las plantas necesitan para crecer.

El sistema ayuda a reducir las emisiones de gases efecto invernadero

Estos invernaderos solares utilizan sistemas fotovoltaicos selectivos de longitud de onda (WSPV, por sus siglas en inglés). De esta forma, se genera electricidad y se cultivan las plantas de una manera más sostenible. Esto es posible también gracias a los paneles transparentes y rosados que se extienden por el techo que absorben la luz y captan la energía en bandas fotovoltaicas estrechas.

Este sistema es más económico que los métodos tradicionales y más eficiente. Michael Loik, profesor de ciencias ambientales en la Universidad de California de Santa Cruz, asegura que “si los invernaderos generan electricidad allí mismo, se reduce la necesidad de una fuente externa, lo que ayuda a disminuir aún más las emisiones de gases de efecto invernadero”.

invernaderos inteligentes

Los invernaderos ahorran energía y agua

En un primer momento instalaron varios cultivos en dos invernaderos inteligentes, uno en el campus de la Universidad y otro en la localidad de Watsonville (California). Después, monitorizaron la producción y la fotosíntesis de 20 variedades de tomates, pepinos, limones, limas, pimientos, fresas y albahaca.

Estas primeras pruebas con cultivos tradicionales han sido favorables. Los tomates y pepinos plantados son igual de sanos que en los invernaderos clásicos. Desde la Universidad aseguran que el 20% de las plantas ha crecido mejor bajo el nuevo sistema fotovoltaico.

Además del uso de energía renovable, otro de los beneficios de este proyecto es el ahorro de agua porque en estas pruebas han observado que las plantas necesitan un 5% menos para crecer que en los invernaderos convencionales.

Un hecho que, sin duda, va a favorecer al medio ambiente y que promete un cambio en la producción de fuentes de energías limpias. Nos dirigimos a un futuro con una agricultura autosostenible.

anterior artículo

Gamificación para contratar al candidato ideal

Gamificación para contratar al candidato ideal
siguiente artículo

La curiosa historia de PowerPoint

La curiosa historia de PowerPoint

Recomendados