Por qué las apps están condenadas a morir

Escrito por , 12 de diciembre de 2017 a las 21:30
Por qué las apps están condenadas a morir
Digital

Por qué las apps están condenadas a morir

Escrito por , 12 de diciembre de 2017 a las 21:30

Hoy en día parece que todas las empresas miden su éxito por la cantidad de aplicaciones que tienen sus plataformas. Lanzar una app para sus clientes es uno de los principales objetivos que toda empresa actual persigue. Pero esta “burbuja” parece estar a punto de explotar, ¿por qué? Aquí te lo contamos.

Actualmente ya existen cientos de aplicaciones para lo mismo, es más, ya empiezan a escucharse quejas sobre aplicaciones que únicamente sirven para una cosa y llenan las memorias de nuestros smartphones. Para combatir esto, comienzan a surgir alternativas que planean desbancar a las apps de su trono. Principalmente destacan tres opciones: las apps para todo, los asistentes y los chatbots.

En primer lugar, y como alternativa más similar, tenemos las apps para todo. Aunque en España todavía no cuentan con demasiada demanda, en Asia aplicaciones como WeChat y LINE son ya de uso masivo. A pesar de que ambas aplicaciones comenzaron como una copia de WhatsApp, han ido añadiendo más servicios, y a día de hoy ya se pueden utilizar, además de como chat, como monedero virtual, app de compras online, juegos, servicio de noticias, como plataforma de reservas (de restaurantes, vuelos u hoteles) y muchos otros servicios que las convierten en aplicaciones muy completas y multifunción.

Por otro lado estarían los asistentes. Ya tenemos a Apple con Siri, Microsoft con Cortana, Google con Google Now y Google Assistant, e incluso Amazon ya cuenta con el suyo propio, Alexa. Lo que hacen estos asistentes es facilitar que hables e interactúes con tu equipo (smartphone, tablet u ordenador) para ayudarte en lo que necesites.

Estos asistentes se han vuelto tan populares que empresas como Google o Amazon han lanzado un dispositivo de salón para poder interactuar en casa sin necesitad de smartphone, tablet u ordenador; el de Google se llama Google Home y el de Amazon es Amazon Echo, que sirve para interactuar con Alexa. Gracias a estos asistentes ya se pueden hacer muchas tareas que antes se hacían mediante alguna aplicación, como consultar el tiempo, la hora, buscar vuelos, comprobar el email o la agenda, etc., y todo gestionado por la voz.

En tercer y último lugar tendríamos los chatbots. Se trata de programas o servicios que se instalan en nuestro programa de mensajería instantánea (Telegram, Skype, etc.) y, aunque se muestran como un usuario más, al dirigirnos a él podemos pedirle información y ayuda. Por ahora son la alternativa menos utilizada y menos desarrollada, pero parece que empiezan a pisar con fuerza.

Sea como sea, parece que las grandes empresas empiezan a renegar paulatinamente de las aplicaciones para centrar sus esfuerzos en ofrecer plataformas más completas y ágiles. En cualquier caso, pronto veremos si las apps terminan muriendo de éxito o no.

anterior artículo

Compañías Peter Pan o cómo la innovación abierta puede ayudar a no crecer

Compañías Peter Pan o cómo la innovación abierta puede ayudar a no crecer
siguiente artículo

Tras la fiebre del Bitcoin y del Ethereum, llega la del Litecoin

Tras la fiebre del Bitcoin y del Ethereum, llega la del Litecoin

Recomendados