¿Qué conduciremos en 2050?

Escrito por , 26 de noviembre de 2013 a las 19:47
¿Qué conduciremos en 2050?
Tecnología

¿Qué conduciremos en 2050?

Escrito por , 26 de noviembre de 2013 a las 19:47

La tecnología digital, el Internet de las cosas y los sistemas de conducción autónoma son los parámetros que definirán el coche del 2050.

Sin duda alguna, la industria del automóvil ha experimentado una evolución tecnológica espectacular que va mucho más allá del mero acto de la conducción. La irrupción de la tecnología móvil y los sistemas de geolocalización GPS, la evolución de los motores de combustión interna a la tecnología de los coches híbridos y eléctricos o la tendencia hacia los vehículos de conducción autónoma, son algunas de las pautas que definirán los futuros coches del 2050. Pero, cabría preguntarse si pasados ya 125 años del primer vehículo de motor de combustión interna patentado por Karl Benz, es hora de transformar el concepto de coche tal y como lo entendemos ahora, con la vista puesta en el horizonte del año 2050.

coches del 2050

Lo que si parece obvio es que la creciente preocupación por el medio ambiente y la calidad del aire de nuestras ciudades marcarán las pautas de la movilidad del futuro. Podemos aventurar que con el salto tecnológico hacia los coches eléctricos y la paulatina implantación de la red urbana de puntos de carga, todo apunta a que el coche del 2050 será con toda seguridad mucho más limpio, eficiente y sostenible.

Otro aspecto que transformará radicalmente la experiencia al volante de los coches que vienen es la auto-conducción o conducción autónoma. Los sistemas de asistencia automática en aparcamiento o en situaciones de tráfico denso son ya una realidad en muchos vehículos existentes en el mercado y están considerados como la antesala de lo que serán los vehículos inteligentes autónomos.

coches del 2050

Aunque queda bastante camino por recorrer, esta tecnología ya fue testada con éxito por algunos fabricantes de automóviles como Toyota o Audi, junto con la tecnología digital de navegación inteligente de Google, basada en sistemas de geolocalización a través de mapas cartográficos digitales. De la misma forma, fabricantes como Mercedes y Nissan se han apuntado a esta carrera por la tecnología de conducción autónoma, anunciando la fabricación de sendos modelos autopilotados para 2020, mientras otros como la multinacional especializada en modelos eléctricos Tesla, adelanta el lanzamiento de su propio modelo autopilotado para el 2017. No obstante, parece que el perfil del coche del 2050 también camina hacia modelos de corte más futurista como el prototipo de vehículo unipersonal de alta eficiencia GM EN-V o los vehículos autónomos de transporte colectivo de Induct Navia.

Algunos expertos anuncian cambios sustanciales en los controles del vehículo, principalmente en la evolución del volante actual hacia otro tipo de dispositivos tipo joystick o incluso un smartphone, ya que con la tendencia hacia los coches autopilotados el conductor actual pasa a un segundo plano y el volante como tal empieza a perder protagonismo.

coches del 2050

Sabemos que Google ha apostado fuerte por la tecnología de la auto-conducción, pero algunas compañías de automóviles están trabajando también con Apple para integrar Siri en los automóviles, crear asistentes virtuales para asistir a los conductores en las rutas, así como la información del tráfico en línea y la planificación del viaje.

Lo cierto es que la tecnología digital y el Internet de las cosas formarán parte de la experiencia de la conducción que viene y que el futuro de la conducción autónoma tendrá una profunda repercusión sobre el medio urbano y sus infraestructuras dentro del marco de las smart cities. Carreteras y zonas de parking en superficie con sistemas de carga para coches eléctricos integrados en el asfalto, sensores de reducción de velocidad en cruces y zonas peligrosas, sistemas de velocidad controlada en zonas urbanas, entre otras novedades, son algunos de los planteamientos que ya se barajan para el futuro de la movilidad urbana sostenible de nuestras ciudades.

Imágenes | vía GM EN-V

anterior artículo

4 alternativas a Evernote

4 alternativas a Evernote
siguiente artículo

Elon Musk, el visionario que quiere ser Tony Stark

Elon Musk, el visionario que quiere ser Tony Stark

Recomendados