Cerebro ChatGPT en Robots humanoides

Robots con cerebros IA: ¿Qué debates éticos generan?

La integración de la Inteligencia Artificial (IA) en robots ya está aquí. Recientemente se han implantado cerebros ChatGPT en robots humanoides, lo que está generando intensos debates éticos sobre el futuro de la tecnología y su impacto en la sociedad. 

Por un lado, este avance representa un hito significativo en el campo de la robótica al crear máquinas más inteligentes y autónomas que son capaces de realizar tareas complejas de manera eficiente. Sin embargo, ese esfuerzo por crear máquinas que se parezcan a los humanos, también plantea preocupaciones sobre el posible reemplazo de nuestras habilidades humanas, aparte de los cuestionamientos éticos sobre su uso y control.

Avances en robótica y la búsqueda de máquinas más autónomas

En la actualidad, los robots están desempeñando un papel cada vez más importante en diversos sectores, sobre todo en los industriales. La carrera por estar a la vanguardia de la modernización ha llevado incluso a restaurantes a colocar robots en sus cocinas o como camareros. 

Ishika Singh, una estudiante de doctorado en informática en la Universidad del Sur de California, está trabajando en un proyecto ambicioso para desarrollar un robot que pueda cocinar, caminar por una cocina mientras selecciona ingredientes y preparar platos apetitosos. Esta tarea, que parece sencilla para nosotros, es todo un desafío para los robots actuales, que carecen de la flexibilidad y el ingenio necesarios para realizarla con total autonomía.

androides con Cerebro ChatGPT
Fuente: Unsplash

Limitaciones de la robótica actual

Uno de los principales obstáculos identificados por Singh y otros expertos es la limitación de los enfoques tradicionales en robótica, que dependen en gran medida de la programación predefinida y la especificación detallada de acciones. A pesar de los avances en el aprendizaje automático y la inteligencia artificial, los androides siguen teniendo dificultades para adaptarse a situaciones imprevistas y complejas.

«Definen formalmente cada acción y sus condiciones previas y predicen su efecto, especificando todo lo que es posible o no posible en el entorno»

Ishika Singh

Jesse Thomason, profesor de informática en USC, señala que el objetivo de dar a los robots la capacidad de realizar una amplia gama de tareas humanas ha sido un desafío ambicioso. Sin embargo, este avance podría transformar industrias enteras y simplificar la vida cotidiana de las personas.

Naganand Murty, CEO de Electric Sheep, está de acuerdo con que la robótica clásica sigue siendo frágil y limitada en su capacidad para enfrentar cambios constantes en el entorno, pero que, con la introducción de cerebros ChatGPT en robots humanoides, se podrían crear máquinas más autónomas e inteligentes. 

El gran modelo de lenguaje de esta herramienta (LLM), conocido como GPT-3, tiene lo que le falta a los robots: acceso al conocimiento sobre todo lo que los humanos han escrito. De esta misma manera, los robots tienen lo que les falta a los LLM: cuerpos físicos que pueden interactuar con su entorno, conectando las palabras con la realidad. La fusión entre ambos, generará máquinas imparables.

Avance Inteligencia artificial robots
Fuente: Unsplash

Figure y OpenAI unen fuerzas para impulsar la IA en robots humanoides

En un esfuerzo por avanzar en esta dirección, Figure, una empresa de robótica de IA, ha anunciado una importante ronda de financiación con inversiones de empresas líderes como Microsoft, OpenAI y NVIDIA. Esta colaboración entre Figure y OpenAI tiene como objetivo acelerar el desarrollo de modelos de IA avanzados para robots humanoides, combinando la experiencia en investigación de OpenAI con el conocimiento en hardware y software de Figure. 

Peter Welinder, vicepresidente de Producto y Asociaciones de OpenAI, destaca el potencial de esta colaboración para explorar nuevas posibilidades en el campo de la robótica. No obstante, queda por ver cómo se abordarán los desafíos éticos y prácticos asociados con la integración de la inteligencia artificial en robots humanoides.

Desarrollo de robots humanoides impulsados por ChatGPT en Europa

En Europa, la empresa noruega 1X ha desarrollado robots humanoides impulsados por ChatGPT para realizar tareas industriales. Estos robots, llamados Eve y Neo, han sido entrenados para llevar a cabo una variedad de tareas, desde recoger objetos hasta abrir puertas, utilizando aprendizaje por imitación y redes neuronales.

Velocidad del desarrollo de la IA y sus implicaciones éticas

Mientras que los avances tecnológicos han llevado a la creación de robots que pueden cocinar, limpiar e incluso realizar cirugías con precisión, como hace el robot Da Vinci y la plataforma de Telefónica mSurgery, existe la preocupación de que estas máquinas eventualmente puedan superar a los humanos en una variedad de áreas, incluida la creatividad, el juicio moral y la empatía.

A medida que la tecnología continúa avanzando, es crucial abordar estos desafíos de manera proactiva y garantizar que la integración de la inteligencia artificial en los robots se realice de manera ética y responsable, priorizando en el bienestar de la sociedad. 

Imagen de cabecera: Unsplash

Sobre el autor

RELACIONADOS