• 29 septiembre, 2021
  • 5G 
  • 5 min

Las ramas de la medicina que saldrán ganando con el 5G

La tecnología 5G está entre nosotros de hace ya unos años. Más allá de los beneficios hacia el gran público, ámbitos como la sanidad también se benefician del 5G. Es más, varias ramas de la medicina mejorarán en los próximos años gracias a unas conexiones de datos móviles más rápidas y eficientes. La tecnología aplicada a la salud humana.

Primero surgieron las promesas que se aventuraban alrededor de esta tecnología de telecomunicaciones móviles. Luego vimos algunos ejemplos en ferias y eventos tecnológicos. Y hoy, casi todo el mundo tiene un teléfono en la mano o en el bolsillo con capacidad para acceder a las redes 5G de Movistar. Pero el 5G puede aplicarse a multitud de campos, como la medicina.

Más ancho de banda, más velocidad y menos latencia. El resultado son comunicaciones de vídeo y voz en alta definición sin cortes. O enviar y recibir una gran cantidad de datos a grandes distancias para realizar tareas de computación avanzadas. Y qué decir de la telemedicina. Se trata de la aplicación más directa que reúne a médico y paciente gracias a las pantallas y una buena conexión a Internet como la que ofrece el 5G. En definitiva, hay muchas ramas de la medicina que se verán beneficiadas, y ya lo hacen, con la tecnología 5G.

La telemedicina

La tecnología estaba ahí. Faltaba un último paso. Apostar por ella. La pandemia ha obligado a médicos y pacientes a relacionarse desde la distancia. O así es en la medicina primaria. La primera línea de batalla que los especialistas en sanidad tienen para salvaguardar la salud de todos. La solución, informatizar la dispensación de medicamentos habituales o realizar consultas por teléfono o por videollamada.

Por otro lado, servicios de telemedicina aplicados a la Sanidad como Movistar Salud han servido para acortar distancias entre especialistas de la salud y pacientes. Así podemos resolver dudas sobre dolencias, problemas o malestares físicos. Servicio de teleasistencia que, además, trabaja en la prevención. Todo ello gracias a sus programas de nutrición, bienestar y ejercicio físico con asesoramiento profesional y personalizado.

Ramas de la medicina, 5G, sanidad

Cirugías sin distancias

Uno de los escenarios más llamativos de la aplicación del 5G en ramas de la medicina como la cirugía era la posibilidad de operar a alguien a distancia. Bien en contacto directo con otros cirujanos especialistas o bien empleando tecnología y maquinaria especializada que facilita tareas de cirugía muy delicadas y que requieren una perfección prácticamente robótica.

Pero hay más. Tecnologías como la realidad aumentada requieren del envío de datos en tiempo real que las redes 5G hacen posible. El resultado. Obtener información de gran utilidad mediante gafas especiales y que ayuden al cirujano durante su intervención. Algo que hemos visto en la ciencia ficción pero ya se está aplicando en periodo de pruebas en distintos ámbitos.

La aplicación del 5G en cirugía permite poner en comunicación especialistas de diversos ámbitos. Especialistas que pueden intervenir en mitad de una operación con ayuda de las videollamadas, la retransmisión de las imágenes de la operación o, como decía, el uso de brazos robóticos accionados desde la distancia. De nuevo, acercar médico y paciente para que este último se beneficie de los mejores especialistas. Sin importar en qué lugar geográfico esté.

Ramas de la medicina, 5G, sanidad

Diagnósticos más exactos

Otro ejemplo de aplicar el 5G a ramas de la medicina y la Sanidad como la oftalmología. Tal y como vimos en un artículo anterior, gracias al Ocuexplorer 5G es posible realizar diagnósticos oftalmológicos más precisos con ayuda de la tecnología. Se trata de un brazo robótico que toma cientos de imágenes por segundo del ojo humano.

Estas imágenes, en alta definición, se envían a unos servidores que realizan el procesamiento mediante inteligencia artificial y edge computing. Gracias a los algoritmos y a esta tecnología de distribución de procesos y recursos, se pueden diagnosticar enfermedades oculares con más exactitud, en menos tiempo y salvando las distancias.

Y es que en el futuro, una simple videollamada en alta definición puede servir para que herramientas como el Ocuexplorer 5G puedan extraer un diagnóstico del paciente. Sin que médico y paciente se hayan visto físicamente.

Pero hay más. Gracias al 5G es posible llegar a lugares remotos. Para, por ejemplo, tener acceso al historial clínico de un paciente en zonas rurales sin necesidad de que el médico se desplace al hospital o centro de referencia. Acortar las distancias y evitar la burocracia gracias a la banda ancha del 5G para así acortar y mejorar los diagnósticos teniendo la información necesaria siempre a mano.

Ramas de la medicina, 5G, sanidad

Rehabilitación y nuevas tecnologías

Enviar datos, procesarlos y devolver una solución en segundos. El cloud computing y el edge computing son tecnologías punteras que requieren de un buen ancho de banda que facilite todo el proceso de recopilación de información, procesamiento en servidores especiales a kilómetros de distancia. Y, posteriormente, el envío de esos datos procesados para poder trabajar a partir de ellos. Algo que parece fácil y sencillo. Pero requiere una red con ancho de banda suficiente y baja latencia. De nuevo, el 5G facilita este tipo de tecnologías en distintas ramas de la medicina.

¿Y qué aplicaciones pueden tener estas tecnologías? Una de ellas, videojuegos y realidad virtual. Generar un entorno no real pero aproximado e inmersivo que facilite al paciente su rehabilitación física o mental. De ejemplos hay muchos. En el ámbito de la salud mental, recuperarse de traumas, depresiones severas o fobias, combatir el aislamiento de niños con autismo, atajar la ansiedad en pacientes adultos o infantiles…

Y en el ámbito de la salud física. La realidad virtual puede facilitar a la Sanidad tareas de rehabilitación en pacientes con esclerosis múltiple o con lesiones leves o severas mediante ejercicios acompañados de esta tecnología. Precisamente, uno de los factores en los que incide la realidad virtual es en la motivación del paciente a seguir adelante gracias a las muchas posibilidades que ofrece.

En definitiva. La tecnología 5G es un gran recursos para cualquiera de las ramas de la medicina. Gracias al 5G es posible mejorar en su relación médico-paciente, acortar las distancias e implementar tecnologías que requieren del procesado de datos y la introducción de inteligencia artificial o realidad virtual. Tecnologías que, curiosamente, humanizan la medicina y la acercan al paciente sin importar donde esté.

RELACIONADOS

taller mecánico

Talleres mecánicos en la nube gracias al 5G

Hay una asociación indiscutible entre el 5G y la automoción. Esta tecnología se considera una de las imprescindibles para el advenimiento de los coches...